Hawkers empezará a vender sus gafas graduadas en establecimientos físicos de terceros

La empresa ilicitana de gafas de sol lo tiene todo a punto para comenzar a comercializar sus lentes graduadas, tal como adelantó Alicante Plaza en abril. Según ha podido saber este diario, la firma tiene previsto comenzar a vender las primeras gafas graduadas en unas semanas, en principio a través de ópticas y establecimientos físicos de terceros, mientras ultima la apertura de su primera tienda física en Madrid.

La primera tienda física de la marca abrirá sus puertas en Madrid, si todo sale según lo previsto, este verano. Se trata de un local de tres alturas en la calle Carretas de la capital, muy cerca del edificio de Correos con el icónico reloj donde millones de españoles siguen las campanadas de Nochevieja cada 31 de diciembre. El nuevo local de la enseña ilicitana, cuyo interior está siendo diseñado por la consultora valenciana Culdesac, se encuentra frente al Zara de la misma calle.

No obstante, la primera tienda de Hawkers venderá los productos habituales de la marca, mientras que las gafas graduadas se distribuirán, como es lógico, a través de establecimientos especializados de óptica. La firma radicada en Elche Parque Empresarial (aunque las oficinas de su matriz, Saldum Ventures o ‘Hawkers Group', se han trasladado a unas oficinas en el distrito [email protected] de Barcelona) creó una nueva firma para este segmento de productos, Saldum Eyewear S.L., a mediados del pasado mes de febrero, participada al 100% por el grupo. Al frente de esta nueva empresa se halla como administrador único Pablo Sánchez, uno de los cuatro fundadores originales de Hawkers.

La empresa, fundada en 2012 por cuatro universitarios en Elche, comenzó a comercializar sus populares gafas de sol hace cuatro años, dirigidas a un público joven al que ofrecen la posibilidad de adquirir unas lentes de diseño (basadas, de hecho, en modelos clásicos cuya licencia de explotación ha caducado) a mitad de precio respecto a las marcas más conocidas del mercado. Sin embargo, dado que el negocio ha funcionado exclusivamente a través del comercio electrónico (si bien las gafas Hawkers se pueden adquirir también en las tiendas de Pull and Bear), no existía la posibilidad de adquirir unas gafas previamente graduadas, aunque el cliente tenía la posibilidad de acudir luego a un establecimiento especializado para graduarlas. A partir de ahora, podrá comprarlas ya graduadas.

La empresa ilicitana es el paradigma de startup que crece de forma exponencial hasta llamar la atención de los inversores internacionales. Sus gafas empezaron a comercializarse en España (y en todo el mundo) en 2013, y el año pasado la firma ya alcanzó los 70 millones de euros de facturación. A mediados de 2016, tras apenas tres ejercicios completos de funcionamiento, Hawkers cerró la incorporación a su accionariado del inversor venezolano Alejandro Betancourt y de dos de los fundadores de Tuenti, Félix Ruiz y Hugo Arévalo (a través del fondo O'Hara Financial), que inyectaron 50 millones de euros al capital social del grupo y se integraron en su consejo de administración (con Betancourt como presidente).

Los planes de Hawkers para el ejercicio 2017 pasan por alcanzar una cifra de negocio de 100 millones de euros, y finalizar el ejercicio con un total de cinco millones de unidades vendidas. La apertura de su primera tienda física y la comercialización de gafas graduadas serán los dos hitos estratégicos que deben acompañar las cifras, mientras la empresa originaria de Elche sigue buscando mercados internacionales en los que introducirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *